De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

miércoles, 1 de abril de 2009

Balance parcial

luces y sombras,
escaneo mi vida:
¡Números negros!

3 comentarios:

Zarela dijo...

Buen haiku poeta, es una gran verdad en medio de estos tiempo, cariños amigo

Alma dijo...

Pero sería que al escanear tu vida aparecieran los números rojos (sonrío).

Saludos

Alexandra dijo...

¡Uf, la vas librando! Mientras no hayan pérdidas, la verdad es que vas de ganancia.

Ojalá todos tuvieramos tu suerte. Bueno, tal vez tú seas de los que ven el "vaso medio lleno", eso te da una ventaja.

Salu2.