De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

domingo, 31 de marzo de 2019


Fin del viaje.
La gota derramada
queda inmóvil


martes, 26 de marzo de 2019

Sol en la arena
tras cada golpe de pala
nubes de polvo

Novecento de Alessandro Baricco


« Tocábamos para hacer que bailaran, porque si bailas no puedes morir, y te sientes Dios. Y tocábamos ragtime, porque es la música con la que Dios baila cuando nadie lo ve. Con la que Dios bailaría si fuera negro. »

Baricco, Alessandro: Novecento.
Barcelona, Anagrama (compactos), 1999, pp. 14-15.

jueves, 21 de marzo de 2019

¡Ajonjolí
en las dos tapas del pan
de la'mburguesa!

lunes, 4 de marzo de 2019

Cuarto de baño
pasan luces y sombras
por la persiana


martes, 26 de febrero de 2019

Tarde de siesta
lagañitas pegadas
calor vespertino.

ok, es medio escatológico, pero en esta vida hay de todo, ¿no?

lunes, 25 de febrero de 2019


Tanta pobreza
en la mirada vacía
del indigente

martes, 19 de febrero de 2019

ruido nocturno
la marcha en reversa
de un volkswagen

miércoles, 13 de febrero de 2019

Manuel Rivas: El último día de Terranova, p. 239


« Desde que [aprendí a leer], sólo leí un libro. Me gustó tanto que me dije: ¿Y ahora para qué voy a leer otro libro? Voy a leer éste toda la vida. Y ya debo de haberlo leído diez o quince veces. Pedro Páramo. Está escrito con levadura. Le dejas una noche y fermenta. Se llena de cosas nuevas. »

Rivas, Manuel: El último día de Terranova.
México, Alfaguara, 2016, p. 239.

lunes, 11 de febrero de 2019

tu sensualidad
una bata de seda
y nada más

jueves, 31 de enero de 2019

El último día de Terranova, Manuel Rivas


« No Future. No hay futuro. Me estremece saber que teníamos razón. Era lo último que queríamos tener, la razón. Como descubrir ahora que nuestra fealdad intencionada era una forma de belleza. Que la costra de suciedad era una capa protectora. »

Rivas, Manuel: El último día de Terranova.
México, Alfaguara, 2016, p. 10.

viernes, 25 de enero de 2019

noche profunda
en la tapa del pozo
un golpe seco

domingo, 20 de enero de 2019

salen de pronto
aromas de la infancia
de la cocina

sábado, 3 de noviembre de 2018

Roger y yo, Marie-Renée Lavoie


« […] Nunca se han visto héroes sin vientos borrascosos en las caricaturas japonesas. No hay drama sin la destrucción de una permanente. Nada más convincente, cloro está, que una mata de pelos enmarañados para evocar el valor, la fuerza de carácter del guerrero que lucha contra el mal simbolizado por aquel viento que se agita en vano. Inmóvil en el aire, eso no lo acabamos de entender, pero los japoneses, ellos lo saben muy bien. »


Lavoie, Marie-Renée: Roger y yo.

México, Tusquets editores (Andanzas), 2016. p. 10

domingo, 28 de octubre de 2018

El espía que surgió del frío, John Le Carre


« Mundt no dijo nada. Leamas se fue acostumbrando a sus silencios en el desarrollo de la entrevista. Mundt tenía una voz agradable; eso era algo que Leamas no había esperado, pero raramente hablaba. Quizá la extraordinaria confianza de Mundt en sí mismo hiciera que no hablase a no ser que deseara hacerlo de modo muy específico, estando dispuesto a conceder que se produjeran largos silencios en vez de intercambiar palabras inútiles. […] Su joven rostro tenía unas facciones duras y claras, y una inmediatez aterradora; carecía de humor o fantasía. Parecía joven, pero no juvenil: los hombres de más edad le tomaban en serio. »

Le Carre, John: El espía que surgió del frío.
México, Seix Barral (Obras maestras de la literatura contemporánea), 1984, pp. 174-175.