De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

lunes, 17 de septiembre de 2018

La casa y la isla


« Entonces la chica de ojos inolvidables acotó con voz lo suficientemente audible: “y así hasta el infinito, que es un ocho acostado”. Y aunque lo del infinito, hablando con propiedad era un error (nada dura para siempre), lo del ocho acostado que le había gustado al profesor. Lo curioso fue que no pudo evitar pensar que la convergencia entre un seis y un nueve formaba ese famoso 69, que si uno lo juntaba lo suficiente, bien apretadito, era un especie de ocho acostado, metido dentro de un círculo (que era la mejor forma de infinito, según Stephen Hawking) y también se parecía al símbolo del yin y el yang. »
 
Menéndez, Rolando: La casa y la isla.
México, Alianza Editorial (Alianza de novelas), 2016, p. 28.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Presas de araña
una pluma de colibrí
y muchos bichos.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

A medianoche
palmeando las almohadas
antes de dormir.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Los pies descalzos
pisando lozas tibias
de la vereda.

viernes, 7 de septiembre de 2018

tiempo de granadas


«Entonces Hassán Badreddin llegó al colmo de la alegría y se apresuró a hacer cuanto pudo para honrarlos. Cogió un tazón de porcelana de los más ricos, lo llenó de granos de granada preparados con azúcar y almendras mondadas, perfumado todo deliciosamente y muy en su punto, y lo presentó sobre la más suntuosa de sus bandejas de cobre repujado. Y al verlos comer con manifiesta satisfacción, se sintió muy halagado y muy complacido: "¡Oh, qué honor para mí! ¡Qué fortuna la mía! ¡Que os sea tan agradable como provechoso!»
 "Las mil y una noches" (noche 23)

sábado, 18 de agosto de 2018

Baricco: Tierras de cristal


« […] tal vez, siempre, y para todos, leer no es otra cosa que mirar fijamente un punto para no ser seducidos, y destruidos, por el incontrolable deslizarse del mundo. No se leería, nada, si no fuera por miedo. O para aplazar la tentación de un incontrolable deseo al que, se sabe, no sabremos resistirnos. […]»

Baricco, Alessandro: Tierras de cristal. Barcelona.
Anagrama (Compactos), 1998, p. 65-66.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Tierras de Cristal, Alessandro Baricco


« “Hay demasiado mundo”, pensaba. Y buscaba una solución.
[…] Intuyó que escribir una cosa significa poseerla, ilusión hacia la que se inclina una parte no desdeñable de la humanidad. Pensó en centenares de páginas abarrotadas de palabras y sintió que el mundo le daba un poco menos de miedo. […] Aquella misma noche empezó la meticulosa tarea que le habría de acompañar durante años. Releída retrospectivamente, la primera anotación revela una mente significativamente predispuesta al rigor metodológica de la ciencia:

1.       Las cosas: hay que escribirlas para no olvidarlas. »

Baricco, Alessandro: Tierras de cristal.
Barcelona, Anagrama (Compactos), 1998, pp. 46-47.

lunes, 9 de julio de 2018

Tronco rojizo
a la luz del ocaso
luce encarnado.

martes, 3 de julio de 2018

Vaso colmado
la gota que escurre
se seca sola

viernes, 29 de junio de 2018

Petrovic, Goran: La mano de la buena fortuna

« En otra ocasión vi a una persona con guantes de hilo beige y una pamela parecida a la suya, con un vestido de seda cruda […] junto al gran río que atravesaba el valle; me apresuré, no encontré a nadie, pero la corriente aún no se había llevado la imagen del agua junto a la orilla: me agaché, tomé el reflejo con mis dos manos juntas y sumergí mi rostro en la imagen de Natalia Dimitrijevic, con mi mejilla pegada a la suya, hasta que me atraganté. »

Petrovic, Goran: La mano de la buena fortuna.
Madrid, Sexto Piso, 2006, p. 277.

Amanecen
cubiertas de rocío
las ramas mustias.

miércoles, 27 de junio de 2018

Cuerpo al sol
las pezuñas quedaron
en un charquito.


martes, 26 de junio de 2018

Sale del comal
olor a quemadito
de la tortilla
:P

domingo, 24 de junio de 2018

Vaya dilema
¿es sólida o líquida
esa espuma?

Tapa arrugada
cicatrices del libro
tan estimado.