De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Espero que nunca escriba algo que ocasione una crítica de éstas:


Los académicos suelen ser críticos feroces entre sí, aunque rara vez expresan con claridad lo que verdaderamente piensan del trabajo de los otros. Por eso me llamó la atención esta demoledora opinión sobre el autor responsable de la difusión sobre el asunto de las “profecías mayas” para el 2012:

«Nunca es un ejercicio placentero evidenciar los errores de las ideas de otras personas, pero cuando tales argumentos son presentados en el nombre de la “ciencia”, deben ser sometidos a escrutinio y evaluación cuidadosos. Aun cuando no puedo perdonar las conclusiones de semejante “investigación” tramposa, como condena profesional elegí a propósito no identificar los títulos de las publicaciones ofensivas de Jenkins, para que la publicidad resultante no contribuya a incrementar sus ganancias. Me doy cuenta, desde luego, que él no es el primero ni el último que ha buscado beneficio a costa de la “ciencia ficción”. Sin embargo, lo que encuentro reprobable, por no decir algo peor, es que una organización como el Institute of Maya Studies en Miami haya sido tan subvertido por sus necedades para que le hayan permitido publicar extensamente en su revista mensual con el fin de promover su libro […]»

Malmstrom, Vicent H.
“13.0.0.0.0: una fecha maya carente de significado astronómico”,
en Arqueología No. 30, México, INAH, mayo-agosto del 2003, p. 148.

No hay comentarios: