De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

de Julio Verne...



“Al escribir este relato, siento intensamente lo inadecuado de la pluma y la tinta… y sobre todo, mi propia deficiencia para expresar su calidad. Usted lee, supongo, con la suficiente atención, pero no puede ver el rostro blanco y sincero del narrador en el círculo brillante que proyectaba la pequeña lámpara, ni escuchar la entonación de su voz. ¡No puede saber la forma en la que su expresión seguía los cambios en su historia¡ […]”

Julio Verne, “El viajero del tiempo”
en La máquina del tiempo

No hay comentarios: