De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

viernes, 8 de febrero de 2013

"No se puede estar en un sitio que no existe. Era de sentido común. El problema de Adah tenía su origen en la poesía. Tanta poesía le había debilitado el sentido común. No serviría de nada discutir con ella. Lo mejor era desviarla de los temas que podían impulsarla a adentrarse en disquisiciones poéticas y concentrarse en cuestiones prácticas..."


Disch, Thomas M. El ejecutivo --una historia de terror,
México, Ediciones Roca (Alcor narrativa fantástica), 1991, p. 207.

No hay comentarios: