De "El canto del pájaro", Anthony de Mello

El discípulo se quejaba constantemente a su maestro:

«No haces más que ocultarme

el secreto último del Zen».

Y se resistía a creer sus negativas.

Un día, el Maestro lo llevó a pasear por el monte.
Mientras andaban, oyeron cantar a un pájaro.


«¿Has oído el canto de ese pájaro?»,
le preguntó el Maestro.

«Sí», respondió el discípulo.
«Bien; ahora ya sabes que
no te he estado ocultando nada».

«Sí», asintió el discípulo.

lunes, 22 de junio de 2009

estado de ánimo

días lluviosos
o pueden deprimirme
o me dan hambre

p. d.
¿de qué color es el hambre?

2 comentarios:

mi nombre es Alma dijo...

Como todo, no depende de si llueve o no, si no de ti.

Saludos

El hambre es azul, a veces azul cielo otras de un azul oscuro, muy oscuro

Zarela dijo...

a mi me pasa, mi serotonina me hace lo mismo, al abandonarme aquellos días...cariños amigo